jueves, 5 de junio de 2014

China disputa a Inglaterra el título de “cuna del fútbol”


MUNDIAL BALON
Joao Paulo, de 16 años, juega con un balón en una calle decorada para la próxima Copa del Mundo, en el suburbio Ceilandia de Brasilia, Brasil, el miércoles 4 de junio de 2014. Más de 600 de los mejores jugadores del mundo, así como 30 equipos en 10 países, probaron el nuevo balón "Brazuca" a lo largo de dos años y medio, informó el fabricante Adidas. El Brazuca será la pelota oficial en el Mundial de Brasil. (Foto AP/Eraldo Peres)
Por Neil CONNOR
ZIBO, China, 05 Jun 2014 (AFP) – Imágenes de un sonriente presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Joseph Blatter, y un pequeño certificado en la ciudad china de Zibo, proclamada como la cuna del fútbol, pone furiosos a expertos ingleses.
Un mapa en el Museo de Historia de Zibo, en el estado de Qi (norte) muestra una delgada línea que se extiende desde China hasta Egipto, luego recorriendo Grecia, Roma y Francia, antes de terminar en Inglaterra, conocido como la cuna del fútbol después de que las reglas fueran codificadas en el siglo XIX.
Esa línea representa el camino del desarrollo del fútbol, según ese museo, con el certificado -firmado por Blatter- en honor a China como “la cuna de las primeras formas de juego del fútbol”.
Pero los expertos internacionales son escépticos de tales afirmaciones y nuevos honores, señalando que hay un enlace “endeble” entre el antiguo juego chino de “Cuju” y el deporte moderno del fútbol, cuestionando los motivos argumentados por la FIFA.
A pesar de una supuesta dilatada historia futbolística en China, el seleccionado chino no logró clasificarse para el Mundial-2014, que se disputa a partir del 12 de junio.
De hecho, China sólo ha aparecido en una fase final de Copa del Mundo en 2002, cuando perdieron sus tres partidos de fase de grupo y se marcharon sin siquiera marcar un gol.
Sin embargo, millones de fanáticos chinos estarán observando el torneo en tierra brasileña y en Zibo, la ciudad moderna en el sitio de la antigua capital del estado de Qi Linzi, donde el fútbol está en auge.
Lo grafían las estatuas de jugadores de cuju en las esquinas de algunas calles y también carteles en los autobuses representando el supuesto antepasado del fútbol moderno.
“Me agrada mucho el suizo Joseph Blatter”, afirma Zhu Shuju, subdirector del Museo de Zibo de Fútbol, que rinde homenaje a la historia del deporte y les da gran importancia a Blatter y otros dirigentes de la FIFA.
“Él es muy popular aquí”, agrega, rodeado de imágenes de Blatter y con un video de un discurso del suizo que acredita la condición de Zibo como cuna del fútbol.
Por otro lado, Zibo ha invitado a la superestrella brasileña Pelé para abrir un nuevo museo a finales de año con un presupuesto multimillonario. La idea es seguir alimentando el mito.

- ‘ Absurdo ‘ y ‘ débil ‘ -
===========================

En la antigua China llegaron a coexistir diversos tipos de cuju, pero a la actualidad ha llegado el que se practicaba con una pelota de cuero rellena de plumas que tenía que meterse en una especie de portería rival, sin utilizar los brazos ni las manos.
Una versión de gladiadores con mucho contacto físico surgió en el período de los Reinos Combatientes que unificó China hace casi 2.500 años. El mismo era muy popular entre los soldados para ejercitar sus piernas después de días de andar a caballo.
Pero los expertos fuera de China refutan esta idea y piensan que hay enormes diferencias entre el cuju chino y el fútbol moderno.
Los historiadores dicen que existían también otros deportes con balón alrededor del planeta al mismo tiempo el cuju, como el juego griego conocido como “Episkyros”.
Una antigua piedra tallada en el Museo de la Acrópolis de Atenas muestra a un atleta griego desnudo haciendo equilibrio con una pelota en su muslo. Algunos especialistas dicen que el Episkyros evolucionó en un juego disputado por los romanos, llamados “Harpastum”, que luego fue trasladado a Gran Bretaña.
Allí, el juego moderno nació con las normas de la Asociación de Fútbol, a partir de un juego que armaron en la escuela pública, con reglas escritas por Ebenezer Cobb Morley en 1863. Desde entonces, éstas han cambiado muy poco.
Para el historiador británico Tom Holland, el fútbol comenzó en el siglo XIX.
“Me temo que no sé nada acerca de los orígenes clásicos del fútbol (antiguo), por la sencilla razón de que no existen”, dijo.
“Diversos pueblos, en varias partes del mundo, pueden o no haber participado en esas actividades, pero eso no prueba que ellos hayan sido los creadores del fútbol (moderno)”, añadió el especialista.
El autor de fútbol británico Jonathan Wilson se mostró de acuerdo con ese criterio, argumentando que las reglas de 1863 “fueron entonces repartidas por todo el mundo por los marineros británicos y los comerciantes”.
“En ningún momento se encuentran con una forma local de fútbol que debía ser erradicada antes de que el juego británico pudiese echar raíces”, comentó.
Los expertos ingleses se enfadaron cuando la FIFA salió a apoyar los argumentos de China, que se quiere apropiar del orígen del fútbol.
“Blatter ve en esto una oportunidad para hacer del fútbol el deporte más rico en la historia, algo que de hecho ha logrado”, dijo Cashmore, cuyo libro “El lado oscuro del fútbol” analiza la corrupción en el juego.
“Pero para mantener su dominio comercial, necesita mantener nuevos territorios de conquista”, expresa el escritor.
“Lo de China es obvio: enorme territorio, una economía que ha estado creciendo enormemente y una población que ya ha mostrado entusiasmo por este deporte”, apunta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada