martes, 8 de julio de 2014

ALEMANIA VA POR LA COPA DEL MUNDO,,,GOLEO A BRASIL 7-1

BELO HORIZONTE, Brasil
"El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once  en el que siempre gana Alemania". Frase inmortalizada por el ex jugador inglés Gary Lineker que hoy quedó más que comprobada: Brasil cayó 7-1 ante la escuadra alemana con goles de Thomas Muller, Miroslav Klose, un 'doblete' de Toni Kroos, otro de Sammy Khedira y otro 'doblete' de Andre Schuerrle. Por Brasil descontó Oscar
La escuadra brasileña sufrió unos auténticos 19 minutos de pesadilla donde sufrieron las cinco anotaciones, y de paso, quedaron sepultados sus sueños del hexacampeonato.
El cotejo comenzó con un conjunto alemán aceitado, preciso y que salió sin contemplaciones; Brasil, por su parte, lucía impreciso, nervioso y aún dolido por la pérdida por lesión de Neymar.
La masacre alemana comenzó al minuto 10.
Tiro de esquina. Punta derecha. El balón viaja más allá del manchón penal del área brasileña y Muller  empalma la pelota de volea con pierna derecha y sorprende a Julio César que nada puede hacer para detener el balón. 1-0. Thomas festeja. Brasil se lamenta. El principio de un capítulo negro para la verdeamarela.
El golpe anímico aún no es superado para los sudamericanos, cuando Klose (quien juega un partido aparte) graba su nombre en oro en la historia de las Copas del Mundo al minuto 16.
Desconcentración en la zaga 'canarinha'. Alemania llega al a su área con tres o cuatro toques de primera intensión. La de gajos le queda a Klose. Remata una vez y el arquero la tapa. Remata una segunda ocasión. Nadie la detiene. Solo las redes. Miroslav se vuelve único. Pone el 2-0 y se convierte en el máximo artillero en las Copas del Mundo con 16 dianas.
'El toque alemán' aún no termina. Prueba de ello es lo que pasa al minuto 24.
Varios pases de primera intensión a las afueras del área de Brasil. Los brasileños solo ven el balón. La 'caprichosa' le queda a Kroos, quién mete un riflazo que no puede detener Julio César y es el tercero de los alemanes. 3-0. Alemania tiene un 'Belo Horizonte' rumbo a la final de la Copa del Mundo.
La cascada de anotaciones no para y Kroos se vuelve a hacer presente apenas un minuto después.
Khedira recupera su mejor futbol y se regodea al dar varios pases de primera. Después, el futbolista del Real Madrid mete un pase mortífero, que deja tirado a Julio César, en dirección a Kroos. Toni no perdona y la empuja. 4-0. Fatídico día en el futbol brasileño y glorioso para el balompié alemán.
La fiesta continúa y Khedira firma un marcador de escándalo antes de la media hora de juego.
Al 29', Sammy se combina con Ozil, quien le regresa la cortesía a su excompañero madridista. Khedira no lo piensa dos veces y fusila al meta que fue considerado como el mejor del Mundo. Pero hoy no lo es. Khedira marca el 5-0. Día redondo para los dirigidos por Joachim Low.
La verbena de goles termina, pero el daño está hecho: Brasil no se va a levantar. Los minutos pasan y termina la primera mitad.
El segundo lapso comienza con unos brasileños en busca del honor y con unos alemanes que bajan el ritmo.
Al 52', por fin Brasil conecta tres pases en campo alemán, el último le queda a Oscar, quien disparo con potencia, pero Neuer aparece y hace una atajada que mantiene inmaculado su arco.
El arquero alemán se quiere robar la escena del segundo lapso.
Paulinho aparece con franca posición de remate. Lo aprovecha y saca un riflazo. Neuer se luce y rechaza, pero de nueva cuenta le queda al jugador sudamericano. Paulinho se rehace, vuelve a disparar y el arquero teutón vuelve a atajar. Par de atajadas que quedarán anecdóticas dado lo abultado del marcador.
Alemania se despabila y quiere más.
Andre Schuerrle, que entró de recambio por el 'histórico' Miroslav Klose, también entra a la fiesta de goles. Por callejón derecho, Lahm desborda y mete una diagonal precisa para el delantero del Chelsea. Andre no desaprovecha. Llega puntual a la cita, remata y marca el sexto para los alemanes. Juego. Set y partido para la escuadra comandada por Low.
Alemania luce imparable y hasta le da 'jogo bonito' a los creadores de dicha frase.
Muller se bota a la esquina y, como auténtico 'brasileño', se saca un pase de fantasía para Schuerrle, quien en dos toques fulmina a Julio César con un zapatazo a segundo poste. 7-0 en Belo Horizonte. Sufre Brasil entero.
Los últimos minutos pasaron con el balón de este a oeste en dominio de los europeos y con el único destello de los brasileños.
Al 89' un balón largo a Oscar, quien recortó al centro. El jugador del Chelsea disparó, venció a Neuer y marcó un poco de honor para los brasileños con el 7-1.
La frase del inglés Lineker quedó hoy más que comprobada. Pero no solo eso. Hoy Alemania escribió un gran capítulo en su historia y, de paso, grabó uno de los más vergonzos de la 'canarinha'.
Alemania ya espera a Argentina u Holanda en la final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada