viernes, 8 de junio de 2012

QUIEREN ROBARSE AL PRD


Por JUAN T H
QUIEREN ROBARSE AL PRD
Es verdad que cantaron como gallos y pusieron como gallinas.
Es verdad que se robaron las elecciones y nadie tiró un tiro, quemó una goma o protestó en el parque Independencia frente al Altar de la Patria.
Es verdad que les quitaron el poder como se le quita un caramelo a un niño de dos años. Y no hicieron más que correr, como Jeremías, al muro de las lamentaciones.
Es verdad que apagaron el Jacho de la dignidad y la esperanza nacional que representó el Partido Revolucionario Dominicano en las elecciones.
Se  robaron las elecciones frente a sus propias narices, como lo advirtió Leonel cuando dijo tener 40 mil millones de pesos, asfalto desde Venezuela y 90 millones de raciones de comida para los muertos de hambre del país que suman más de millón y medio de personas..
Todos vimos los camiones y las patanas llenas de electrodomésticos traídos en furgones desde Panamá sin pagar impuestos; todos vimos el negocio de las importaciones de arroz, ajo y cebolla para favorecer a Danilo; todos vimos lo comandos de las Fuerzas Armadas y la Policía, junto a los paramilitares de las reservas, actuando como los carabineros en la dictadura de Pinochet, en Chile; todos vimos los centros de compra masiva de cédulas dentro y fuera de los recintos electorales; todos vimos las vallas con la figura de Danilo  en los espacios públicos de todo el territorio nacional; todos vimos los medios de comunicación, gubernamentales y privados, de un solo lado; todos vimos las portadas falsas de los diarios el 18 de mayo dando al candidato oficial como ganador; todos vimos al presidente Leonel Fernández junto a sus ministros, viceministros, embajadores y cónsules utilizando los recursos del Estado. Todos vimos la falta de equidad, pluralidad y transparencia durante el proceso electoral; todos vimos a la Junta Central Electoral actuar como  un Círculo de Estudio del PLD. Todos vimos los  obstáculos a los observadores de Participación Ciudadana. ¡Todos, lo vimos todo! ¡Y nadie, ni siquiera los afectados hicieron nada para impedirlo! ¡El PLD utilizó, ante nuestros ojos, todos los poderes del Estado, no solo el dinero, para robarse las elecciones! ¡Y se las robó!
Y nadie tiró un tiro, quemó una goma, impugnó las elecciones, ni llamó al pueblo a defender la voluntad popular al precio que fuera necesario. Al contrario,  corrieron al Muro de las Lamentaciones, a rezar y llorar.
Ahora el PLD va con todo, utilizando a Miguel Vargas –Caballo de Troya, como lo dije el año pasado cuando apenas comenzaba la campaña electoral- para dividir, desarticular o destruir al PRD.
Los que se robaron las elecciones, con la complicidad de Miguel Vargas y su gente, ahora quieren robarse al PRD para convertirlo en una entelequia similar al Partido Reformista. El PRD en manos de Miguel Vargas es lo mismo que en manos del gobierno. El PRD en manos de Miguel es igual a una de sus empresas quebradas.
Al país –no al PLD, ni a Miguel Vargas- le conviene un PRD fuerte, unido, capaz de hacer oposición, no negocios con el Estado,  para establecer un equilibrio  o contrapeso que impida el avasallamiento político de las demás fuerzas sociales.
Si el PLD de Leonel  y Danilo –o viceversa- se roban al PRD, los dominicanos lloraremos lágrimas de sangre. Si los perredeístas de sentimiento y corazón, no los tránsfugas y traidores, permiten que les roben  y destruyan su partido, estarán permitiendo la desaparición de la democracia, la libertad y la justicia.
El PRD de Andrés Bautista, Orlando Jorge Mera, Geanilda Vásquez, Milagros Ortiz Bosch, Emmanuel Esquea, Hugo Tolentino, Hipólito Mejía, César Cedeño, César Sánchez, Guido Gómez, Pastora Méndez, Ana María Acevedo, Peggy Cabral, Tony Peña Guaba, Ramón Alburquerque, Wellington Arnáud, Tavito Suberví, Chacho Landestoy, Arturo Martínez Moya, Víctor Méndez, Alberto Atallah, Jesús Ferris Iglesias, Vicente Sánchez Baret, Fello Suberví, yanet Camilo, Yadira Henríquez, Farú Miguel, Arsenio Borges,  José Miguel Cabrera, Chú Vásquez, Dolfy Rojas,  Hector Guzmán, entre muchos otros en todo el país, no pueden permitir, bajo ninguna circunstancia, que le roben el partido, porque sería como permitir que se roben la democracia y con ella la libertad y la justicia.
8 de junio de 2012. Santo Domingo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada