lunes, 15 de julio de 2013

FUERA DE CÁMARA ¡...Mándanos fuego, Señor!


César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
Mi ocurrencia del sábado al reproducir un folleto de 1953 sobre el “modelo de la buena esposa” me ha traído a la memoria el cuento del predicador protestante ante la multitud delirante poseída por un verbo incendiario que reclamaba el fuego bíblico del Armagedón...
Cuando el cielo se nubló y comenzaron a caer rayos y centellas en uno de esos raros caprichos de la naturaleza, el “pastor” cayó de rodillas dándose golpes en el pecho: ¡Era jugando, Señor...era jugando!
Eso digo... No hice más que aprovechar la tranquilidad sabatina para recrear un modelo de vida de hace 60 años, antes de que la mujer se emancipara y ocupara el lugar que le corresponde en la sociedad, aunque admito que hay hombres que añoran aquellos tiempos.
He recibido cartas de todos los tonos y colores. Desde esposas rabiosas que se tomaron muy en serio la broma, hasta teóricas, sociólogas, sicólogas y feministas que lo menos malo que me atribuyen es ser “un viejo frustrado, desfasado y cretino...”, como es el caso de una doctora que confiesa la intención de tenerme cerca “para morderte la calva”.
Sólo me consuela el mensaje de Luisín Mejía: 
“La verdad es que eres terriblemente genial...Modelo de buena esposa ha sido recortado por muchos maridos (no es mi caso) que lo han colocado en lugares de la casa muy a la vista de sus consortes. ¡Eso sí... cuídate!”.
No hago mío lo que dice ese viejo panfleto... Pero confieso que me habría gustado vivir aquellos años... ¡Sólo para ser testigo de tanta iniquidad...! En especial por la frase final: ¡Hay que cuidar a ese muñeco! 
La carta de Miguel Vargas
El presidente del PRD, Miguel Vargas, le envió el jueves una carta al Presidente de la República, Danilo Medina. Es una correspondencia respetuosa, pero le pide con firmeza al gobierno que garantice el orden el día que ese partido celebre la anunciada reunión de su Comité Ejecutivo.
La misiva luce fuera de lugar... Porque el orden público es un asunto inherente a la Policía, que está en la obligación de imponerlo sin que haya que solicitarlo previamente. 
Lo otro es que puede interpretarse que el presidente del PRD está abriendo una peligrosa compuerta que permitiría la injerencia del nivel político oficial en los asuntos internos de ese partido.
Vargas no contó con la capacidad destructiva que tienen sus enemigos internos en el PRD, además de no tomar en cuenta que la última ficha que le queda a Hipólito Mejía por jugar en esta lucha fratricida es tratar de evitar que esa reunión del CEN se celebre. La carta de Vargas, en consecuencia, parece una advertencia de lo que puede pasar en ese partido. 
El gobierno tiene que pisar con pie de plomo en esta parte del conflicto perredeista. Tiene que garantizar el orden público, pero sin involucrarse en ese lío inacabable del PRD. El Presidente, sin embargo, ha sido advertido de los episodios de violencia que se ven venir.
Informes del interior del PRD dan cuenta de que la parte institucional del PRD convocará “a sus bases” el día de la reunión del CEN, y la gente de Hipólito ya ha anunciado que hará lo mismo... Ese choque parece que no podrá evitarse.
El fallo pendiente del TSE
La decisión que tome hoy el Tribunal Superior Electoral sobre el recurso de amparo de unos 80 dirigentes del grupo de Mejía que dicen haber sido excluidos, podría evitar que la convocatoria del CEN termine en nuevos enfrentamientos violentos entre los grupos en pugna.
Si el fallo favorece a Mejía y los ochenta y tantos miembros de su grupo recobran su membresía en el máximo órgano de dirección perredeista, el sector de Vargas tendría que replantearse la convocatoria, en cuyo caso haría obvio su revés.
Pero si el fallo del tribunal desestima la solicitud del amparo, el grupo de Mejía quedaría definitivamente fuera del PRD y le permitiría a Vargas convocar el CEN y controlar la reunión sin mayores sobresaltos.
En ese caso el ministerio de lo Interior y la propia Policía Nacional tendrían que actuar para garantizar la institucionalidad de Miguel Vargas evitando que la disidencia repita los sucesos del 27 de enero, cuando seguidores de Mejía asaltaron la casa nacional perredeista y causaron destrozos todavía no cuantificados.
Esta semana podría ser decisiva en el conflicto interno del PRD...

Tomado del Listin Diario, Angel Cabrera Sanchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada